Visor de contenido web

La nueva ley de Protección Civil y Emergencias incluye mejoras en la gestión y un plan estratégico

El Gobierno autonómico profundiza en la prevención y en la integración de todos los servicios intervinientes, así como en la coordinación para garantizar un funcionamiento eficaz del servicio público

Santander- 14.06.2018

El Gobierno de Cantabria ha aprobado una nueva Ley del Sistema de Protección Civil y Gestión de Emergencias de la Comunidad Autónoma, que incluye directrices y mecanismos de colaboración y coordinación con el resto de administraciones y organismos implicados en la Protección Civil. También, incluye la elaboración de un plan estratégico y mejoras en la gestión y en el sistema de intervención, fruto de la experiencia y aplicación de la ley vigente, que data de 2007.

Del mismo modo, mejora los sistemas de prevención de situaciones de emergencia, mediante la determinación previa de los riesgos en nuestro territorio, basándose en las condiciones de vulnerabilidad y las posibles amenazas. Se contemplan así instrumentos de análisis que permitan obtener información y predicciones sobre situaciones peligrosas: Estrategia de Protección Civil, Inventario de Riesgos de Cantabria, Mapa de Riesgos y un Registro de Planes de Protección Civil de Cantabria.

El ámbito de Protección Civil contempla cinco actuaciones concretas: prevención de riesgos colectivos, planificación de medios; intervención y respuesta inmediata en caso de emergencia; recuperación de infraestructuras y servicios esenciales, junto al seguimiento, y evaluación permanente del sistema para que resulte un conjunto coherente y homogéneo que integre a las administraciones públicas estatal, autonómica y local.

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha detallado que las mejoras introducidas implicarán "mejorar la seguridad de todos los cántabros", al contar con nuevas herramientas que proporcionan una rápida respuesta ante cualquier emergencia o catástrofe y la apuesta por incorporar medidas preventivas.

En esta línea, ha destacado que la nueva regulación trata de mejorar y perfeccionar la antigua Ley, basándose en "años de experiencia y de esfuerzo" para combatir las emergencias. De la Sierra ha asegurado que la implantación de la norma conseguirá que todas las Administraciones trabajen "transversalmente" por el mismo objetivo

Entre sus novedades, destaca la implantación de una Estrategia de Protección Civil en Cantabria que se plasmará en un documento que recogerá el análisis estructural de los riesgos que pueden afectar a la Comunidad Autónoma, cuáles son las capacidades de respuesta necesarias y se formularán las líneas de acción a llevar a cabo para lograr los objetivos fijados en la ley.

Cantabria, en el sistema nacional

La ley autonómica incorpora los nuevos enfoques en la organización de los servicios de protección civil que ya recoge el Sistema Nacional de Protección Civil en la norma 2015 y detalla la integración de las Administraciones Públicas para garantizar una respuesta "coordinada y eficiente" ante cualquier problema. Se configura así un sistema global al que deberán acoplarse el resto de subsistemas autonómicos y municipales, por lo que se clarifican las acciones a realizar en cada momento de las emergencias y se organizan las funciones atribuidas a cada una de las administraciones públicas competentes.

Clasificación de las emergencias

La futura Ley del Sistema de Protección Civil y Gestión de Emergencias de Cantabria mejora la definición de las emergencias para que la respuesta ante ellas sea más adecuada y, además, delimita los servicios que han de intervenir en cada una de las tipologías para dotar las intervenciones de mayor seguridad jurídica.

Se diferencian claramente las emergencias ordinarias, de nivel 1 y 2, de las de protección civil. Es precisamente en la definición de la dirección de cada una de las emergencias donde se reflejan los aspectos novedosos de la ley.

Evaluación de daños y sistema de vigilancia

Dentro de las acciones necesarias para reforzar la cooperación para protección civil, se regula la creación de un Registro Autonómico de Datos sobre Emergencias y Catástrofes, en coordinación con el nacional.

Asimismo, se prevé el establecimiento de un sistema integral de vigilancia, control e inspección en materia de protección civil, que será objeto de futuro desarrollo reglamentario con el que verificar el cumplimiento de la normativa vigente. Además, se ha aprovechado el cambio legal para dar una redacción más coherente y moderna al régimen sancionador, incorporando las novedades legales en el procedimiento administrativo.

Mejoras en la organización

El Centro de Atención de Emergencias 112 refuerza su papel coordinador en esta ley y se configura como el órgano encargado de atender los avisos y movilizar los recursos necesarios tanto en las emergencias ordinarias como en las emergencias de Protección Civil de mayor envergadura.

También, se da una regulación más coherente a la Comisión de Protección Civil de Cantabria para perfeccionar la colaboración interadministrativa y se mantiene la posibilidad de comisiones locales de protección civil.

Planes de autoprotección con simulacros

Además de los mapas de riesgos y el catálogo de actividades susceptibles de generar riesgo, en el ámbito de la prevención se establece una regulación de los planes de autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia.

Con la finalidad básica de la prevención de riesgos y en consonancia con la legislación estatal, los planes de autoprotección concluirán con la previsión de ejercicios y simulacros para ejercitar las capacidades de los intervinientes en la atención de las emergencias.

6295633